Isla de Fuerteventura

La isla semi desierta de Fuerteventura se encuentra apenas a 100 km de la costa de África (cerca de la frontera entre Marruecos y el Sáhara Occidental). Goza de un clima casi perfecto. Fuerteventura disfruta de más de tres mil horas de sol, convirtiéndose así en un destino de vacaciones durante todo el año.

A pesar de su apariencia montañosa, Fuerteventura es en realidad una isla con poca altitud y es por eso que los vientos alisios húmedos pasan sobre la isla sin dejar precipitaciones. La única excepción es el Pico de Jandía en el Sur de la isla.

El interior estéril y árido de la isla se asemeja mucho al de los vecinos africanos de Marruecos y el Sáhara Occidental, incluyendo las escasas lluvias, desértico paisaje rocoso y las simples aldeas de blancas casas.

Fuerteventura - playa de Jandia

De Fuerteventura lo más destacable son sus playas. Te descubre un auténtico oasis sobre el Atlántico. Blanca y luminosa, la Isla extiende sus inmensas playas de arena dorada y brillante junto al azul turquesa de unas aguas transparentes que te harán sentir en el paraíso.

Si usted desea un poco más de actividad, la isla ofrece zonas de prácticas de Surfing, Kite Surfing, así como también la práctica de la pesca. Sumérgete sobre fondos marinos de indescriptible belleza o mídete con el viento y las olas practicando windsurf, un deporte que encuentra aquí las mejores condiciones para celebrar cada año el Campeonato del Mundo.

Pero Fuerteventura no es solo sol y playa. Esta isla declarada Reserva de la Biosfera posee una amplia gama de ecosistemas, que van desde zonas desérticas y semidesérticas hasta hábitats costeros y marinos poblados por una gran variedad de especies pelágicas, entre las que figuran delfines y cachalotes, así como tortugas de mar que desovan en sus playas. A lo largo de la isla de Fuerteventura el visitante puede admirar bellos y únicos espacios naturales, como las dunas de Corralejo con kilómetros de arena, la Montaña de Tindaya uno de los puntos más característicos de la geomorfología majorera, sin olvidar los impresionantes paisajes entre los que destaca el arco de Cofete de Jandía. Elige tu manera para descubrir estos parajes únicos: recorriendo sus senderos, con una mountain bike, sobre el lomo de un camello… o simplementedéjate llevar, porque cada rincón es un tesoro.

También podrá disfrutar de una amplia oferta cultural a través de su red de museos, la arquitectura religiosa, comprar artesanía majorera o participar en sus fiestas populares donde conocerás la música y los bailes tradicionales.

Fuerteventura es, en suma, un Destino Turístico sostenible de referencia, donde la conservación de los valores y actividades tradicionales convive con la actividad turística.